Cura por palabra

Es la cura de males, que se realiza por medio de la palabra y se transmite de padre a hijo. las palabras que curan pueden consistir en oraciones recitadas al revés sin sufrir equivocaciones, insultos al diablo, etc., dichas en presencia del enfermo sin que éste las oiga, o bien en Presencia de un familiar, ya que la cura puede efectuarse también a distancia-. Rosenberg expone en su obra de rescatada en los Valles Calchaquíes: "El hechicero, ante la persona enferma, comienza por analizar algunos de sus caracteres tegumentarios, y, hecho esto, si el individuo tiene cutis blanco y pelo rubio, por ejemplo, empieza su función inhalando las palabras y ajustándose, o más o menos, a la siguiente fórmula: Fulano de Tal, de cutis blanco, de pelo rubio, tiene catorce gusanos o dolores (no sabemos el por qué de este número, que nunca varía); si le quitamos uno, quedan trece. Aquí el hechicero respira, a veces reza un Credo, y sigue: Fulano de Tal, de cutis blanco, de pelo rubio, tiene trece gusanos; si le quitamos uno, quedan doce. Nuevamente respira, reza y la monótona palabrería sigue hasta llegar al cero, con lo que el individuo enfermo, después de un rezo final, puede darse por curado. A veces reza únicamente al final, obteniéndose siempre idénticos resaltados. Antes la invocación, debió hacerse ante una deidad aborigen, posiblemente a la Pachamama. El Credo no es más que la incorporación de un elemento cristiano". -El señor Héctor R. Miranda, de San Luís, informa a Coluccio para su Diccionario Folklórico sobre la cura por palabras en esa provincia; Cuentan que allá en lejanos tiempos, nuestros abuelos del Campo tenían que defenderse de las plagas que azotaban sus majadas, animales domésticos y sembrados, pero no tenían en esas soledades, medios científicos para hacerlo y lo suplían con los "curadores de palabra", especie de agrónomos veterinarios, según decíais, y digo porque no todos tenían ese poder especial par endilgar los males v matar el embrujo. - Este poder especial, se trasmitía tradicionalmente entre familiares más antiguos, como un legado de testamentario afecto. El que delata la forma de curar, pierde su poder. Y bien, el que solicita sus servicios sólo paga por su cura unas monedas, -“para alumbrar el santo" esperando con toda fe el éxito de la consulta. - Al empezar la cura comenzaba diciendo: "El animal tobiano o ruano que anda en el campo o potrero tal y que está embichado en la oreja plata o mano, que tiene, por ejemplo 7 bichos malos y perjudiciales que lo arruinan, enferman o menoscaban, de siete sacando uno ¿cuántos quedan? Quedan seis, de seis sacando uno ¿cuantos quedan? Quedan cinco, de cinco sacando uno ¿cuántos quedan? Quedan cuatro, de cuatro sacando uno ¿cuántos quedan? Quedan tres, sacamos uno ¿cuántos quedan? (los, de dos sacando uno ¿cuantos quedan? Queda uno, de un bicho malo dañino y perjudicial (que enferma, arruina y menoscaba al animal tobiano (si es caballo o cualquiera sea el animal que se trata de curar) sacando uno ¿cuántos quedan? Ninguno, así sea sano y libre el tobiano, en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Hecho esto se retira rezando un Padre Nuestro y un Credo ofrecido del Padre al hijo y al Espíritu Santo, amén. Sin dar vuelta para atrás privando que no miren los animales curados hasta el tercer día, o no se permita entrar en las chacras, quintas o sembrados donde hayan sido curados, salvo el caso en que los interesados no sepan cuándo se hizo la cura. - En La Nación del día 3 de octubre de 1980, se publicó una interesante nota (que el Diccionario Folklórico transcribe íntegramente: Aclaran apreciaciones sobre curanderismo). Con relación a ciertas apreciaciones atribuidas al director del Instituto de Parapsicología de la Universidad del Salvador, según las cuales éste reivindicaría a los curanderos, que fueron publicadas en un periódico de San Luís y reproducidas en estas columnas, el licenciado Enrique Novillo Paulí SJ. envió una aclaración. - Expresa el sacerdote que no ha dicho que sea un hecho cierto y comprobado que haya personas que poseen poderes mentales o potencias parapsicológicas capaces de aniquilar en cuestión de algunas horas los gusanos alojados en distintos animales". Indica que lo que manifestó fue que frecuentemente en el campo se oye hablar de estas curaciones, pero él no conoce ninguna investigación sistemática que corrobore tales afirmaciones y descarte lo anecdótico debido a mera coincidencia. - Agrega que lo que él afirmó fue que se ha comprobado en el laboratorio "la acción de la mente en la germinación de semillas y mayor desarrollo de Ias plantas"; sostiene que se han hecho experimentos estando las personas interesadas en esta acción próximas a las semillas o a varios centenares de kilómetros de distancia y el efecto logrado es el mismo.

 

Fm tradición 89.9 en Noetinger Cordoba E-mail fmtradicion@yahoo.com.ar Dirección: Alte Brown 137.